El RICOMS de pensar...

"Los médicos son los que han sacado las castañas del fuego a las barbaridades que ha hecho el Gobierno"

0 comentarios
Google Facebook Twitter Mas
"Los médicos son los que han sacado las castañas del fuego a las barbaridades que ha hecho el Gobierno"

 ¿Cómo es la situación actual de los médicos en Sevilla en la lucha contra el coronavirus?

 Yo creo que los médicos están ya un poquito más contentos porque es verdad que la presión está bajando, aunque eso no quiere decir que podamos echar las campanas al vuelo porque lo hemos pasado muy mal, fundamentalmente por la falta de material de defensa. Lo que sí hay que destacar es que se les está convirtiendo en héroes porque están haciendo cosas bien, cuando, en realidad, los médicos siempre están trabajando de la misma forma, lo que pasa es que en esta ocasión tiene muchísima repercusión su trabajo. Los médicos siempre trabajan de la misma forma, con la misma entrega y corazón con la que lo están haciendo ahora. Nosotros hemos hecho una encuesta a todos los médicos de la provincia de Sevilla y lo primero que ha salido es que mas de 70% ha dicho que desde el Gobierno central las cosas se han hecho de forma pésima y esto se ha notado. Yo te diría que aquí en Andalucía, el Gobierno sí ha empezado ya también a estar con nosotros aunque en un primer momento tampoco lo hizo bien.

 
 ¿Han mejorado las medidas e protección tras las reiteradas quejas de los propios profesionales, colegios y sindicatos?
 

La verdad es que han mejorado y ahora, en Andalucía, el Gobierno sí ha empezado a estar con nosotros. Pero han mejorado de una forma mínima. Se puede decir que a ningún profesional le falta ahora material para estar en primera línea, pero no les falta también por las distintas iniciativas llevadas a cabo. Por ejemplo, nosotros en el Colegio de Médicos hemos pedido que nos avisen si les falta algo para tratar de dotarlos en la medida de lo posible y si ellos tuvieran material suficiente no hubieran venido a por ellos aquí. En un único día hemos entregado material a 200 médicos y eso es una realidad. Estamos de acuerdo que no es material homologado porque no lo hay y tampoco nos permitirían comprarlo estando por delante el Gobierno, pero sí sabemos que es un material que vale aunque no tengan título de homologación y creo que en una guerra es mejor tener un fusil o una escopeta, que no tener ningún arma. 

¿Qué cambiaría de cómo se han gestionado esas medidas de protección para los sanitarios?

Por muy poco material que hubiéramos tenido, los sanitarios tenían que haber tenido siempre las máximas medidas de protección, si no medios homologados, porque es verdad que no había y donde no hay, no se puede sacar, sí aquellos que les hubieran proporcionado una protección adecuada. Pero, sobre todo, haber tenido la suficiente visión de haber acumulado en su momento material. Yo tengo amigos en Marruecos y allí es lo que está haciendo, están acumulando material, no dejan vender ni una mascarilla fuera del país, ni ningún otro material que sea necesario para la defensa del Covid-19 y hay fábricas que están cambiando su producción. Eso se podría haber hecho aquí. Es verdad que nadie sabía la magnitud de este tema, pero eso no los sabíamos, digamos, los mortales de a pie, pero hay científicos de mucho calado que sí avisaron de que una catástrofe de éstas se podía desarrollar y avisaron con tiempo, pero nadie los escuchó y eso es lo verdaderamente catastrófico de esta actuación. Luego están los test. Si se manda a casa a sanitarios que han estado en contacto directo con contagiados y no se les hace la prueba, no puedes reincorporarlos a los seis o siete días porque no tengan síntomas porque ellos van a tratar a mucha gente y van a estar en contacto con muchos compañeros sin saber si están contagiando y eso lo sabe todo el mundo.

En la provincia, ¿dónde está siendo más complicada la situación para los médicos?

En la capital, fundamentalmente, y en concreto en los hospitales y centros de mayores que es donde más se tenía que haber atendido y a los últimos que hemos llegado. Nosotros tenemos en marcha un voluntariado para poder ayudar a todos estos centros de mayores con médicos voluntarios y otro con sanitarios de cualquier nivel o ayudantes sin formación que puedan aportar su colaboración porque, efectivamente, hemos visto que necesitaban ayuda. Desde el Colegio de Médicos hacemos un llamamiento a todos los centros de mayores de la provincia para que nos indiquen cuáles son sus necesidades de material y hasta donde podamos llegar, llegaremos con medios y también con profesionales. Creo que es un gran deber que tenemos con nuestro mayores que son los que nos dieron la vida y nos han hecho ser como somos ahora y no los podemos abandonar bajo ningún concepto.

 
"A LOS MÉDICOS SE LES PONE DE HÉROES PORQUE ESTÁN HACIENDO COSAS BIEN,
PERO ELLOS LO ESTÁN HACIENDO COMO SIEMPRE"
 
 
¿Cree que los médicos están siendo solidarios en su trabajo pese a las condiciones?
 

Los médicos no son solidarios, hacen mucho más que eso. Han defendido la situación y no por orden de nadie, pese a haber escuchado palabras y frases muy desafortunadas. El médico ha estado al frente del problema sin que haya que decirle nada y entre ellos se han ofrecido ayuda pese a las muchas horas a sus espaldas. Sin pedir dinero ni demostrar el esfuerzo. Los médicos han sido solidarios entre ellos y con quien tienen que serlo en primara instancia, que son los pacientes. Lo que no han tenido es material suficiente como para poder haber desempeñado su trabajo en las condiciones que tenían que haber tenido y eso es lo peor que nos ha podido pasar. Eso ha sido una de las peores formas de poder diagnosticar de forma directa a a un paciente. Aquí se cree que se tiene una cantidad de positivos que es irreal, aquí tenemos millones de personas contagiadas lo que pasa que el 80% lo va a pasar como si nada, no hay la proporción de afectados que se está diciendo, eso es lo que suponemos, pero hay millones de personas con coronavirus que cogerán su anticuerpos como de cualquier de otra enfermedad y lo pasarán sin haberse enterado. Pero sí es verdad que ha muerto una serie de personas por una serie de ineptitudes de algunas partes de los dirigentes a nivel central que en su día habrá que saber qué ha pasado y por qué.

¿Cómo se lleva entre la profesión las cientos de bajas de compañeros contagiados?

Es una situación dura porque además se les pide que vuelvan a su trabajo a los seis o siete días si no presentan síntomas y eso es increíble porque que una persona que ha estado con un contagiado no presente síntomas no quiere decir que no lo esté y pueda seguir contagiando a otros sin saberlo. De forma científica donde te contagias de una enfermedad es estando en contacto con personas contagiadas. Eso pasa así con cualquier enfermedad contagiosa por vía aérea si se está en contacto con ella sin medios de protección. La posibilidad de contagio es del 99%. Aquí, los médicos, aún sabiendo que se podían contagiar y que no tenían medios necesarios, han preferido atender al paciente e intentar curarlo por encima de las exigencias que podrían poner en cualquier otra profesión. Y eso es lo que más mérito tiene de todo esto, que el médico ha preferido ejercer su profesión, dignamente, como lo hace siempre.

"ES MOMENTO PARA DEJARSE DE CRÍTICAS DESTRUCTIVAS Y EMPEZAR A HACER LAS COSAS COMO HAY QUE HACERLAS, PONIENDO A LA SANIDAD EN EL NIVEL QUE TIENE QUE ESTAR POR SU DEDICACIÓN Y POR SU ESFUERZO ".

¿Ha destapado esta crisis las carencias del sistema sanitario?

Sí. Pero hay cosas que no se pueden utilizar hoy de forma política. Aquí en Andalucía hemos estado más de treinta años con gobiernos del PSOE y, en algunos momentos, se ha descapitalizado la sanidad y no han hecho caso a la medicina de la forma que deberían haberlo hecho y se tenían que haber hecho muchos más ingresos, es verdad. Pero no se puede decir ahora que esto es un problema político, lo que sí es verdad que se tenía que haber cuidado mucho más la sanidad y que todo el mundo se acuerda de Santa Bárbara cuando truena. Ahora se han dado cuenta de que o se renuevan todos los hospitales mas antiguos y se renuevan los sueldos de los médicos españoles, que son los peores pagados de Europa, y mucho peor aquí en Andalucía, o la situación, de repetirse, podría ser aún peor. Aquí tenemos los profesionales más cualificados y con más dedicación a su profesión, pero también los peor considerados desde el punto de vista económico. Y eso no es de recibo. ¿Cómo va a cobrar un médico de cirugía cardiovascular 2.000 euros al mes y encima que un compañero de Bilbao, por ponerle un ejemplo, cobre 6.000 euros más al año que él?. Es momento de  dejarse de críticas destructivas y empezar a hacer las cosas como hay que hacerlas, poniendo a la sanidad en el nivel que tiene que estar por su dedicación y por su esfuerzo. La salud es el bien más preciado de cualquier ciudadano, pues habrá que valorar a los que velan por ella. Los sanitarios son los que están sacando las castañas del fuego a las barbaridades que ha hecho el Gobierno y no es de recibo que un médico cobre 1.200 euros, que eso es lo que la gente no sabe. Estamos esperando que algún día los políticos nos consideren de la forma que tienen que considerarnos y el médico obtenga la consideración social, científica y económica que le corresponde a su puesto, su preparación y  su dedicación.

Cada año salen de la facultad cientos de facultativos con pocas oportunidades de ejercer su profesión, ¿cómo ve que la Junta haya pedido ayuda voluntaria a estudiantes y jubilados?

El sistema sanitario en general es deficitario de profesionales con especialidad. Hay déficit de especialistas en España y es vedad que ahora mismo han tirado de todo tipo. Nosotros tenemos abierta una bolsa de voluntarios y aceptamos a cualquier profesional que este colegiado y esté en disposición del título, nos da igual que sea jubilado como gente joven que puedan estar en primera línea ayudando. Todo los voluntarios que se esta ofreciendo tiene su puesto de trabajo ahora mismo garantizado, sobre todo en las zonas más desbordadas. Aquí en Andalucía se ha cubierto perfectamente todo y no ha habido necesidad de tirar de estas personas en los puntos más críticos como las UCI o las zonas de ingresos que requieren una cierta experiencia. En Urgencias en algún momento al principio había agobios, pero ahora mismo están perfectamente organizados y no hace falta. Yo creo que se hizo esa demanda por previsión.

Como fundador del Instituto Hispalense de Pediatría, que es un organismo de sanidad privada, ¿qué papel cree que juega esa sanidad en esta crisis?

La sanidad pública es lo mejor que tenemos ahora mismo en España y habría que reforzarla cada día más,  pero es verdad que la sanidad privada está haciendo un papel tremendamente importante. Mucho antes de que el Gobierno asumiera la gestión generalizada del país con el estado de alarma, la sanidad privada ya había ofrecido todos sus hospitales y todos sus respiradores. Sé que se están tratando muchos pacientes en centros privados tanto en UCI como en plantas y creo que ya es hora que hablemos menos de sanidad pública y privada y hablemos de sanidad española, que es la mejor del mundo en su conjunto y que cuando se hagan falta se cuente con todos sus medios. Aquí en Sevilla, la situación no está siendo tan complicada, y los pacientes que están haciendo uso de las instalaciones privadas lo están haciendo porque han ido allí directamente.

Y como pediatra, ¿qué hay de verdad en esa afirmación tan repetida de que el coronavirus no es un problema para los niños?

En cierto modo es verdad. Hay una correspondencia con los hechos. Hay muchísimos niños contagiados, pero es verdad que ninguno está demostrando la enfermedad de forma fluida. También ha muerto alguno, pero han sido los mínimos. Esta realidad llega incluso al punto de que hay niños que nacen de mujeres con coronavirus y lo hacen libres del virus e, incluso, han sido amantados de madres positivas y no se lo han transmitido. Esto es señal de que el coronavirus les hace el arco a este colectivo. Lo que sí son es un importante foco de contagio porque se mueven mucho, tosen mucho, se pasan las cosas de unos a otros, se las llevan a la boca, no se lavan las manos... y eso hace que puedan llevar el virus a las personas que no tienen la misma inmunidad y a los que sí le puede costar la vida. Es de ahí la importancia de que los abuelos no estén con los nietos. Es una recomendación que hago, también como abuelo, que mantengan la comunicación por medios audiovisuales porque ahora mismo no hay otra.

¿Qué opinión le merece que se esté diciendo que de cara a ir levantando el confinamiento se convertirá en indispensable el uso generalizado de mascarillas?

Yo creo que va a haber un antes y un después, de eso no hay duda. El tema mas importante que tiene que saber la gente que esto no va a desaparecer de un día para otro y, una vez se levante el confinamiento,  vamos a poder relacionarnos como antes. Esto habrá que hacerlo muy bien y habrá que seguir con unas medidas higiénicas rígidas durante varios meses y también las mascarillas. Si esto se hubiera aplicado antes, y con mucha más intensidad en los hospitales, hubiera habido muchos menos contagios de médicos, y por su puesto se hubiera reducido mucho la infección general. Hemos estado mucho tiempo conviviendo con el virus sin guardar las distancias y sólo si seguimos respetando las recomendaciones, la evolución del virus se irá venciendo. Pero, sobre todo, en cuanto aparezcan las vacunas, sí se podrá hablar del Covid-19 con un antes y un después.

¿Qué enseñanza cree que sacará la sociedad española de esta crisis sanitaria sin precedentes?

e todas las calamidades hay que sacar una enseñanza porque si no estamos condenados a volverla a repetir. Tenemos que saber que del coronavirus vamos a salir, y lo vamos a hacer sabiendo que todos nos necesitamos. El evitar los contagios es lo más importante que se ha hecho en esta primera fase y la población de Andalucía lo ha hecho  de forma maravillosa, permitiendo a los médicos poder trabajar con tranquilidad y holgura y con todo el corazón que tiene que poner un médico en su desempeño, además, teniéndonos que centrar prácticamente sólo en este problema. Nosotros hemos aprendido de los andaluces que, cuando se le hace un llamamiento, cumple igual o mejor que ninguna otra en el mundo. Y los ciudadanos han aprendido que tienen los mejores médicos del mundo, aún sin ser los mejor valorados, porque, como ya sabe, nos agreden e incluso nos maltratan económicamente con contratos miserables.

 DIARIO DE SEVILLA





Déjanos tu comentario
No hay comentarios sobre esta publicación.
Sea el primero en comentar.
Más publicaciones...
“Hay que darle al paciente autonomía para que pueda iniciar su propio patient journey”

Estatuto médico: incumplimiento de contrato

Nuestro país tiene un contrato social peculiar con los médicos del Sistema Público. Es empleo público, pero no es funcionariado sensu estrictu. Es un funcionario peculiar llamado estatutario, puesto que se rige por una normativa especial [...]
Un nuevo aplauso para los sanitarios

El Dr. Martín Navarro Merino, Académico de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Sevilla, y miembro del Comité de Expertos Del Real e Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Sevilla hace un llamamiento para proteger a los profesionales [...]
"Las personas trasplantadas nunca olvidan a sus donantes"

Para los Equipos de Trasplantes no existe “nueva” normalidad. Se ha vuelto a la lucha de siempre contra el reloj, a la cultura del esfuerzo, a las localizaciones de 24 horas todos los días del año…. Al estar las UCI´s libres de COVID [...]
"El virus sigue ahí fuera, la diferencia ahora es que conocemos las armas para combatirlo"

Pertenece al primer hospital sevillano que quedó hace algunas semanas libre de pacientes infectados, pero también al que se enfrentó al primer diagnóstico de coronavirus en la provincia y la comunidad autónoma a finales de febrero. María [...]
"El riesgo de infectarse en el Virgen Macarena no es mayor que el de cualquier ciudadano"

Jesús Rodríguez Baño es la voz visible del equipo Covid en el Hospital Virgen Macarena. Como jefe de la unidad de Enfermerdades Infecciosas del centro ha capitaneado un manifiesto firmado por un nutrido grupo de profesionales con el [...]
Grandezas y miserias de una sociedad desbordada

El autor, médico de profesión y actual secretario general del Colegio de Médicos de Sevilla,el Dr. Juan Manuel Contreras Ayala, realiza una reflexión crítica con motivo de los hechos sufridos por la pandemia
“Tenemos miedo de contagiarnos y de contagiar a los nuestros"

Jaime Boceta, médico del Equipo de Soporte de Cuidados Paliativos del Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla y agente activo en la lucha contra el ‘Coronavirus’ asegura que “Sería injusto que las personas cuya salud está [...]
CORONAVIRUS: PARTE DE JUEVES SANTO

Siempre cabrá la duda de si un Gobierno consciente de lo que pasaba despreció la amenaza por el interés político de celebrar su 8-M. ¿Podría haber sido de otro modo y tener hoy diez veces menos muertos?